Estamos leyendo a Marcos. ¿Y usted?